Unas cortinas para cada habitación

Las cortinas son probablemente uno de los textiles del hogar que más personalidad aportan a un espacio.

En todas las habitaciones cumplen una misión práctica y tienen gran potencial como elemento decorativo. Sin embargo, en cada estancia cubrirán unas necesidades distintas, tanto a nivel funcional como estético.
Actualmente el mercado oferta una variedad extraordinaria de cortinas en cuanto a formatos, materiales, texturas, colores, diseños, acabados y estilos. Gracias a ello es posible valorar diversas opciones para cada habitación de la casa, siempre que se adapten a tus exigencias de iluminación, privacidad y embellecimiento de la estancia.

Unas cortinas para cada habitación
En un dormitorio o sala de estar es posible que necesites en ocasiones cerrar el paso de luz por completo, para descansar o ver una película por ejemplo. En este caso las cortinas blackout son ideales porque impiden totalmente la entrada de luz cuando están cerradas, aunque existen algunas de este tipo que permiten la entrada parcial de luz. También aíslan del frío y del calor porque están hechas con materiales pesados y consistentes. Por otro lado, dan gran majestuosidad a la habitación consiguiendo ambientes muy sofisticados y elegantes.

Para el salón de la casa es interesante buscar unas cortinas que, al contrario que en el dormitorio, permitan la entrada abundante de luz natural mientras protege la intimidad y el paso de rayos UV. Una opción es apostar por el tejido screen, que aporta las ventajas de las cortinas ligeras pero además aíslan del frío y del calor. También es interesante poder combinar materiales y tonalidades poniendo cortinas de dos paños, unas interiores y otras a continuación.

En el cuarto de baño se pueden colocar cortinas screen o roller porque aguantan muy bien la humedad. Si buscas aumentar la intimidad puedes apostar por las cortinas celulares o de aluminio.

En la cocina las posibilidades se multiplican. Las cortinas plisadas son muy útiles para este espacio, ya que funcionan a modo de persiana, con dos paneles horizontales que permiten elegir la altura y cantidad de entrada lumínica. Sin embargo, si tu abertura está próxima a la calefacción o a un grifo, es mejor optar por persianas de aluminio o cortinas romanas. Éstas últimas son especialmente útiles en ventanas corredizas o fijas, pero no son aconsejables para aquellas que abren hacia el interior.

Protege tu hogar de la luz, temperatura y las miradas ajenas mientras decoras las habitaciones con la mejor combinación de cortinas y estores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: