Consejos para elegir el mejor sofá

Escoger cualquier mueble es una tarea difícil. Cuando se trata del sofá, uno de los reyes de la casa, la decisión no puede ser precipitada.

No se trata de buscar sólo un diseño atractivo sino que también debes tener en cuenta el precio, el espacio disponible y tus necesidades. Aquí te mostramos algunos consejos que te ayudarán a decidirte. Como lugar de reunión, espacio de descanso o rincón de lectura, el sofá es una pieza fundamental de la casa. Por ello, su elección es una decisión fundamental que debe tener en cuenta varios aspectos.

El primero de ellos es el espacio disponible. Si cuentas con poco sitio, apuesta por los muebles versátiles que sirvan para un doble uso o separar espacios: ahorrarás metros y dinero. Así, en una mini casa donde una misma estancia cumple distintas funciones, un sofácama se convierte en una opción imprescindible. Además, es importante que elijas piezas con patas que dan sensación de mayor ligereza.

Consejos para elegir el mejor sofá

Los sofás esquineros o con chaise longe garantizan el mayor número de asientos en el menor espacio posible y además, su forma de “L” te puede servir para delimitar la zona de estar.

Si lo que buscas es potenciar la luminosidad de tu salón, opta por tapicerías claras. Estudia bien el color, ya que así puedes modificar totalmente la percepción del espacio. Los tonos claros amplían el ambiente mientras que los oscuros lo saturan.

Otro aspecto clave a la hora de elegir tu sofá es la comodidad. Lo ideal es que lo pruebes antes y que compruebes con programas modulares que te permitan elegir el ancho del brazo, el fondo del asiento o la altura del respaldo. IKEA, por ejemplo, ofrece en su web la posibilidad de elegir sofás modulares cuya ventaja es que los puedes combinar a tu gusto. Después, cuando tus necesidades cambien, puedes adaptarlos o añadir más módulos.

Si lo que buscas es un momento de relax al llegar a casa, lo ideal es un sofá con respaldo reclinable. El relleno de los almohadones es muy importante, pudiendo elegir entre espuma, plumas y fibras de poliéster.

También resulta clave que tengas en cuenta el uso que le vas a dar al producto. Si hay niños o mascotas en casa opta por tapicerías lavables y desenfundables. Además de ahorrarte muchos disgustos, si tienes una funda de recambio de un color diferente, cada cierto tiempo podrás dar un aire nuevo a tu salón renovando el sofá.

Anuncios

Consejos para transformar tu terraza en un salón de verano

La terraza puede ser el lugar de la casa en el que más tiempo pasamos en verano. En este espacio, las comidas y las cenas durante la canícula son más agradables e incluso refrescantes. La terraza se convierte así en una estancia más de tu casa, en un salón de verano en el que tomarte una bebida refrescante mientras ves el atardecer acompañado de un buen libro.

Pero no se trata de trasladar los muebles del salón a la terraza. Entre otras cosas porque mesas, sillas y otros muebles de interior se estropearían rápidamente fuera. Así, haremos bien en amueblar nuestra terraza con muebles de salón y comedor pensados para exterior, con materiales que resistan a los cambios meteorológicos: desde el sol abrasivo de julio, hasta las típicas tormentas de verano.

terraza IKEAPara empezar, es importante conocer las medidas de tu terraza y la orientación de la misma, para saber en qué lugares dará el sol y a qué horas. Una vez hayas escogido el emplazamiento en el que colocarás los muebles, tendrás que acercarte a tu tienda de muebles favorita y dar con aquellos que mejor se adapten a este espacio. Muy importante: deben estar fabricados con materiales que les permitan estar a la intemperie todo el año.

Los mejores materiales para el exterior son la madera de teca, indicada para mesas o sillas de comedor, ya que aguanta perfectamente todo el año con un pequeño mantenimiento. Más sufridas todavía son las fibras sintéticas, ya que no precisan de mantenimiento y, en algunos casos, están muy logradas. Las butacas de mimbre sintético, con cojines en tonos claros, son un claro ejemplo y resultan ideales para una terraza de verano o cenador.

El aluminio y el hierro forjado son otras buenas opciones para los muebles de terraza, ya que resisten perfectamente los cambios meteorológicos, aunque exigen un mínimo mantenimiento anual para que estén en perfectas condiciones. En cuanto a la iluminación, lo mejor es que sea indirecta, con apliques de pared o lámparas de pie. Y lo más importante: cuanto menos sobrecargada esté tu terraza de verano, mucho mejor.